27 agosto 2005

Baile del corazón

"Dancing From the Heart" GAIL FOSTER

"Estoy en un hospital, como tantas veces, me encuentro bien, relativamente a como entré, pero mi cabeza no para de dar vueltas y vueltas, siento también una tristeza muy grande dentro de mi corazón; y son tantas las razones que me agobian y martirizan, que a veces mi pecho lanza gemidos al aire, como si en ello se me fuese la vida, también se me agolpan dudas, preguntas, respuestas, todo en mi mismo pensamiento, pero es tanto el laberinto que se forma que no sabes después que camino tomar; me encuentro sola, solísima, y no me gusta estar sola, quiero sentirme querida, que me hablen, que me mimen y que me digan no te preocupes estoy aquí contigo y te quiero; no siento eso y por eso estoy triste, pero que le vamos a hacer, la vida es asi."

Manuscrito anónimo encontrado entre las hojas de una revista, fechado el 22 de agosto de 2005.

18 comentarios:

toshiro dijo...

Qué la soledad siempre se sienta sola.
Abrazos

Cecilia dijo...

Uh!!!!! Bueno, si la tuviera enfrente a la autora de ese manuscrito le diría:no te encierres, salí, brindate a la gente y vas a encontrarte con el amor. Porque hay que dar, a veces recibis y hay que aprender a que no siempre recibiremos amor de quienes lo esperamos (puff, Guada, es mi aprendizaje de estos días) Yo creo que si la veia escribir eso hoy, juntaba coraje y le daba un abrazo.
Besos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :)

A.Ocampo dijo...

Que lindo, que sola está ella. Se parece a una que esta aquí a mi lado dale que dale tecleando. besitos =)

scape95 dijo...

Bueno... en un hospital lo que hay es mucho mucho tiempo para pensar. Y no es el mejor lugar para ser optimista.

Un saludo!

LeeTamargo dijo...

...Al igual que existen mensajes en la botella como este también deberían existir abrazos anónimos de aliento y calor...
SALUDOS, MIRADA: LeeTamargo.-

mad dijo...

Desazón...
Prefería las letras de tu hermano y esa imagen increíble. O las hermosas fotos de un cuervo y un perro...
Pero no siempre se puede elegir, ¿verdad?
Moitos beixos, irmá

caricola dijo...

No estás sola...
alguien te habla, te llama, te siente, te piensa, te agarra...
y menos mal que tú sabes dejarte querer... ¿qué sería de tantos de nosotras y nosotros sino?
Animo. Todo va a salir bien.
No tengas miedo.
Te quiero.

almena dijo...

mmmm Mirada, casi he podido sentir su desasosiego y su soledad. Ojalá al día siguiente tuviera motivos para escribir un anónimo esperanzado y feliz.

Un abrazo fuerte

bolo dijo...

es una pena no saber estar sola o solo, es una tristeza porque la soledad siempre nos acompañará y gracias a ella podremos descubrir quiénes somos.

Un beso

chin dijo...

Si, bueno, un hospital no es el mejor sitio para realizar ejercicios introspectivos. Supongo que mejoró y ese trance fue necesariamante pasajero.

Bergeronnette dijo...

Impresionante, que derroche de pasión y ansiedad. A veces parece que es complicado conseguir amar de manera sencilla, cuando sólo basta mirar hacia el interior, y repartir lo que tenemos.

odyseo dijo...

Nos sentimos tantas veces así, todos, que si nos acordáramos más de ello, sentiríamos más compasión por todos los seres de este mundo.

Besos

Luis Martínez Álvarez dijo...

Maravilloso, llego a pensar que tal revista estuvo en apilada junto con otras en el almacén de algún hospital, Años después, tal vez muchos, alguien descubre el escrito y nos lleva a todos a su futuro. Me encantó besos.

Rosa dijo...

Que dificil aprender a vivir en soledad, y cuanta soledad hay en todas partes.
Besitos.

Greta (y sus miedos) dijo...

Es una lucha por la supervivencia emocional...
es un constante esfuerzo por no hundirme detrás de cada palabra que escribo...
es desencanto por la vida, que a veces vuelve...

También me siento sola hoy

Carlitossssssssss dijo...

muy dura la soledad ... aunque a veces sea una grata compañera ... como todo en la vida el exceso provoca rechazo y sensacion de vacio ... nunca deberiamos caminar solos .... salvo cuando solicitemos su presencia.

Anónimo dijo...

Vaia. . .Alguén foi quén de entrares nos meus miolos é por un pouquiño de orde. Ge, ge, ge! Hei de rir porque me sinto tan deprimida e ansiosa. . .e soa. Quizais somentes precise distraerme un pouco para distraer tamén así a miña cabeciña tola. Cando atoparei un pouquiño de equilibrio, de acougo, de cariño, de comprensión. Xa está ben de parvadas, que te quero moito eh! Bicos a moreas miña nena. Quérote.

Trini dijo...

Cuanta soledad en los hospitales, que sólo se encuentra el enfermo, cuantas dosis de amor necesita infinitas más ue cuando recobre la salud.

Un Post muy trsite este, pero sé, lo sé muy bien que es muy cierto.

Un abrazo

En archivo