14 septiembre 2006


"Príncipe com orelhas de burro" BRUNO SANTOS

"Si me volcara en sentimientos desnudos vestiría esta hora entre tú y yo de un Amor tan puro que hasta tu alma lloraría en silencio"

Nunca mi mirada
se llenó de tanta dulzura,
como cuando se caía la tarde
y rocé sus sueños de niña.
Nunca llegó una luz tan bella
que se derramara en mi pecho
y florecieran mariposas.
Me quedé en el agua de sus pechos tibios
y mi cordura se lleno de siglos.
Me empapé de su sonrisa
y su fruto me cubrió de signos.
Interpreto mi quimera lleno de su luz
y me lleno en cada anochecer
de sueños y de promesas,
quizás de fuego, quizás de lluvia
promesas al fin de que un día
será mía.


Para Belén, de Carlos, mi amigo enamorado.


10 comentarios:

Lúa- Haberlas, hailas... dijo...

fermosisimo, e o debuxo unha pasada!!!!

Simplemente Olimpia. dijo...

Uff; promesas...creo que ya conoces mi opinión. me alegra verte navegar por el río de la ilusión, con un horizonte al que llegar, o un camino por donde deambular...o quizá sólo un sendero que descubrir.
Mirada;´mi beso con la calidez que te acompaña.
Olimpia.

Suso Lista dijo...

Sigueme gustando

Breve ii dijo...

Bello poema...es como un rezo, un pedir por ese día.
Un beso para ti Lupita.

Ogigia dijo...

Sí, es cierto,especialmente bello

Luna M. dijo...

es precioso

muralla dijo...

Un poema maravilloso para alguien que también lo es.
Te debo una larga llamada y un millón de bicos.

OjosDeGata dijo...

Siempre poniendo cosas tan bonitas...aiiisss prima prima...jeje
Xcierto sabes algo de tu sobrinito?? estoi ansionsa x saber si llego o no llego el gran dia... ^^

Achuchones primaaaaaa :)

ZenyZero dijo...

Quizá no me corresponda que me quiera el mundo.
Me conformo contigo.
Mi otro mundo.

Quien te lo dijo, te quiere.
Tu mundo, el mío y el otro.

El amor es un mundo en si mismo
que no cabe en nosotros.
Su mundo, el tuyo y el mío.

Un abrazo

Cecilia dijo...

Que hermoso y que lindo gesto de cariño!!!

Estoy lejos de los blog por un tiempo, pero estoy para ti.

Besos!!!!

En archivo