28 noviembre 2006





Una mujer que ama sin poseer,
no tiene hombre alguno.

6 comentarios:

Sangre dijo...

...y la que ama y se empeña en poseer, sin medida, y cambiarlo lo pierde...(a no ser que sea un pelele acomodaticio sin alma salvaje, hay tantos...)...nunca creí en la posesión...es posesión efímera y prestada...

ZenyZero dijo...

Deseamos lo que no tenemos.
No tenemos el tiempo,
ni los sueños que se desvanecen y exprimimos en lágrimas.
Ni siquiera poseemos nuestras vidas.

Pero todo es efímero, la vida,
los sueños y el tiempo, y quien se crea
dueño de ello, se engaña.

Es, sinembargo, verdad que todo ello
nos posee, a nosotros mismos.
Eso nos aturde, quizá, nos debilita, nos hace dudar.
Pero también nos hace amar. El amor nos posee, nos contiene.

La mujer que no tiene hombre alguno, ama sin poseer. Quizá.

Sigue amando.

Un abrazo.

A.Ocampo dijo...

ya somos dos. Pobres diablas no? :X besos migui!

kasandra dijo...

Me reconozco en estas palabras...

Trini dijo...

Al menos se ha de poseer al amor...

Un abrazo

Bohemia dijo...

Amar siempre tiene un pequeño grado de posesión, aunque sólo esté en el pensamiento...

Besos

En archivo