10 enero 2007




Salvaje es el viento al que encaré mi alma, al otro lado de la ventana, fría y helada.
Salvaje y provocadora, mi alma resiste su falta.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El viento y tu alma.
Firmes, salvajes...
Resistiendo.
¿Cómo, si no, podríamos vivir?

Un placer pasear por aquí como siempre.
Pero ahora diciéndotelo.

Besos.

Anónimo dijo...

Quizá hoy sea un día de los que hay que elegir entre lo conveniente y lo deseable...puestos en tal "tesitura" yo, ya opté.
Dicen que es imposible recuperar, la piedra que ya se arrojó, la palabra proferida...
y persistente de mí... aún la pronúncio una y mil veces...

Que tu decisión o tú; se apiaden a si misma.

Olimpia.

Marinha de Allegue dijo...

A imaxe é lindísimaaaa.
Unha aperta.
;)

Ogigia2 dijo...

Es muy bueno,g racias

ZenyZero dijo...

Y llegará la noche,
y domarás el viento,
y llegara tu noche,
y domarás su alma.

Viento salvaje,
alma marchita
tras tu ventana.
Espera, espera
ya llega...
la noche.

Un fuerte abrazo.
Chuff !!

En archivo