05 diciembre 2007

Concepto



Continuo haciéndolo, deseo determinar en mi mente algo, pero no consigo acertar. Leo atentamente, más sólo veo palabras quemadas. Y en mi corazón todavía suena la música.

10 comentarios:

J. Haldane dijo...

Me gusta cuando piensas en voz alta, cuando caminas sobre la partitura de la tarde y cada una de tus miradas es una palabra que encierra una razón para continuar caminando junto a tu agua.

Un beso incombustible.

Dulcinea dijo...

Y creo que hay que escuchar el corazón, pero con cuidado de no engañarse.
Ay Guada!!!! Qué andará pasando por tu cabeza!!!!

¿Viste que mi blog tiene música, no?
:)Gracias a vos está musicalizado.

Besotes enormes!!!!!!

ybris dijo...

A veces pasa.
Te ronda la música y no encuentras las palabras.
Habrá que seguir mirando.

Besos

Mirada dijo...

Gracias a los tres por estar en vuestras palabras vivas.
Muchos besos, disfrutad siempre.

Juansintierra dijo...

Casi siempre nos une a la vida una música, esas partituras que nos engloban y nos atan para siempre.

Besos


J.

Mirada dijo...

Un abrazo J. :-) Confío.

Fernando Sarría dijo...

no te dejes arrastrar por la nostalgia....si�ntela y d�le su partitura. Que cante...pero que no te arrastre...besos

Simplemente Olimpia. dijo...

Cada nota son los "posos" de su paso...en partituras imposible de emborronar.

OLimpia.

Mirada dijo...

Fernando Sarría, ¿por eso siempre nos atamos a miedos? ¿sin saber a dónde nos arrastraría la nostalgia? ¿Por miedo a ella, ya que sólo vemos la punta del iceberg?

Olimpia, como lo sabes. Un beso.

Fernando Sarría dijo...

puede ser, pero ya te digo que la nostalgia tenga su bebedero dentro de ti como en mi no es malo...ahora que se haga dueña de gran parte de las cosas eso si que da miedo..besos con cariño.

En archivo