30 septiembre 2008

Cada día


"No saben que todo es una larga paciencia, como dijo el otro. Pero una suerte de paciencia impaciente. Y que al final tampoco se está en posesión de ninguna verdad, sino que hay que descubrir la piedra filosofal todos los días, y encontrarla entre las piedras grises y torpes, que son las que más abundan. Y probar a beber en la fuente de la eterna juventud, que a lo mejor mana por el grifo de la cocina" Mortal y rosa. FRANCISCO UMBRAL.

8 comentarios:

ZenyZero dijo...

La desilusión es la madre de la paciencia e hija del reloj.

Un abrazo.

Chuff!!

(* dijo...

Esa paciencia impaciente... Ay, eso es lo que tengo yo y no sabía cómo darle nombre. A veces estamos hechos de pequeñas contradicciones que son las que nos enseñan que, al final, no hay "ninguna verdad", que todo es relativo, que a veces no es necesario buscar ese "no-sé-qué", que sólo se encuentra donde menos te lo esperas.

Dulces besitos.

gloria dijo...

Pero qué apasionante puede ser la búsqueda, aunque a veces nos frustre y desconsuele, y si no fuera por todas las contradicciones, qué sería de la vida. Me encanta el fragmento.
Un beso.

marina dijo...

exactas las palabras de Francisco Umbral...
cada día...sí.

;-)

un petó,

marina

Tempero dijo...

Bebeuno como pode o máis sedento
Atopar no deserto a fonte amiga

Ramiro Fonte

Bello amanecer Coruñés, todo amanece.

Fernando dijo...

a mi no me gusta Umbral pero si tú..besos.

Dämmerung dijo...

Estamos el umbral de Umbral ;-)

Nicho dijo...

Mortal y rosa es una de las cumbres del castellano.
Un saludo, Mirada.

En archivo