16 febrero 2009


Hay libros que se escriben sobre la carne misma.
Son esas cicatrices que nos hablan
y sangran
cuando el tiempo se rinde a su derrota
un puñado de signos que apenas
comprendemos

y eran el beso intacto de la vida.

Ada Salas

Castelo de Santa Cruz de Oleiros

4 comentarios:

Tempero dijo...

De alguna forma la idea de tatuaje es la que debiera tenerse en cuenta a la hora de escribir. Digo escribir bien. La piel tiene que estar plena y tú a su ras, se sangre o no.

Milleiros, sol o lúa.

internationalphotos.blogspot.com/ dijo...

hola, tienes unas fotos que me gustan, saludos

Paraula dijo...

Consiento, letra por letra, nuestro cuerpo son hojas escritas, llenas de huellas.

Saludos.

ybris dijo...

Hay libros inolvidables como un beso intacto.
Tiene razón Ada Salas.

Besos.

En archivo