15 septiembre 2009

Escucha



Comprends
cette parole
à l'oreille
de ton âme
qui ne résonne
que parce qu'elle a
cessé
Paul Claudel


Comprende
esta palabra
en el oído
de tu alma
que sólo resuena
porque ha
cesado

Paul Claudel

Faro do Roncudo

"La pregunta que se hace el poema —¿quién es el que dice esto que digo y a quién se lo dice?— abarca al poeta y al lector. La separación del poeta ha terminado: su palabra brota de una situación común a todos. No es la palabra de una comunidad sino de una dispersión; y no funda o establece nada, salvo su interrogación. Ayer, quizá, su misión fue «dar un sentido más puro a las palabras de la tribu»; hoy es una pregunta sobre ese sentido. Esa pregunta no es una duda sino una búsqueda. Y más: es un acto de fe. No una forma sino unos signos que se proyectan en un espacio animado y que poseen múltiples significados posibles. El significado final de esos signos no lo conoce aún el poeta: está en el tiempo, el tiempo que entre todos hacemos y que a todos nos deshace. Mientras tanto, el poeta escucha. En el pasado fue el hombre de la visión. Hoy aguza el oído y percibe que el silencio mismo es voz, murmullo que busca la palabra de su encarnación. El poeta escucha lo que dice el tiempo, aun si dice: nada. Sobre la página unas cuantas palabras se reúnen o desgranan. Esa configuración es una prefiguración: inminencia de presencia."

"El Arco y la Lira". OCTAVIO PAZ.

4 comentarios:

la fuente de sed dijo...

Que interesante. Le pegaré un repaso al link que nos ofreces. Gracias!
Escucho.

Ogigia dijo...

Aquí, leyéndote, admirándome por tus elecciones

Adoyma dijo...

Los gritos del silencio son los que mas se escuchan.
Cordial saludo.
Adoyma.

Zârck. dijo...

Es que a menudo lo suyo es quedarse callado y escuchar. Escucharlo todo.

Saludos desde el Jardín.

En archivo