28 noviembre 2009

Sonríe

Ubicar un color encontrado en una falta de sueño, es harto difícil cuando te duele la cabeza también. De repente hueles a gris, y no hay nada peor que sentir el gris, el gris lleva todos los colores sumados pero sin Lactobacillus Casei Inmunitas, sin fuerza. Es preferible sentir el negro, lleva una fuerza impresa en la que si podemos dibujar el arco iris que más nos guste. Imaginar una tormenta de colores sobre un verde inmenso, sobre un azul, con amarillos y malvas.

La tormenta - Anglada Camarasa


La vida está llena de hermosura tan sólo necesitamos voluntad para sentirla.


12 comentarios:

Fernando dijo...

espero que esa mirada siga siempre así..besos.

Doctorvitamorte dijo...

También la tormenta está llena de colores, cuestión de voluntad.

Anónimo dijo...

La tormenta es maravillosa, un mar de fueguitos ;) Gracias Miradiña, siempre gracias

la fuente de sed dijo...

Pero el gris es tan difícil de parar... Es como "La nada" de La Historia Interminable. Gracias por la tormenta de colores, ayuda en el combate.
Un besazo!

gaia07 dijo...

Comprobado está que el ser humano se cansa de todo, nos es necesario el contraste, el gris para los colores como lo triste para la sonrisa, solo así somos capaces de percibir cuánta belleza tenemos a nuestro alcance.

Tu Mirada inmensa, contrasta con el mundo pequeñito y a veces triste de cada uno que logramos llegar aquí.

Un beso muy alegre.

ybris dijo...

El color sobre el gris viene a ser la sonrisa sobre la tristeza.
Basta, en efecto, la voluntad de sentir la hermosura.

Besos.

Ogigia dijo...

Estoy tan de acuerdo con tu apreciación final... Y cómo me gusta que elijas a Anglada Camarasa

Tempero dijo...

Imagino mi Atlántico alto, voceando con lo brazos la infinitesimal parte de lo que el mar ruge, de lo que ahuyenta. Me escuchan, y derivo mi huida hacia el color que en nado me espera.

Milleiros.

ana p. dijo...

Voluntad, esa es la cuestión

marina dijo...

siempre hay colores, más o menos escondidos.....
:-)))

abrazos irisados...!

El Toro de Barro dijo...

Hoy no veo demasiado color en torno mío. Salvo el de estas palabras salvadoras

RECOMENZAR dijo...

Vengo de cerca y tus etras me gustaron

En archivo