03 abril 2010

Muda




La piel como alimento vivo de sensaciones,
la madera de un ser femenino,
una especie en extinción.






5 comentarios:

mateosantamarta dijo...

Gracias por tu aapoyo y tu afecto, amiga. Hermosa esta combinación. Un abrazo. No sé si te lo había comentado, pero puse en mis blogs un enlace al tuyo.

Mirada dijo...

Gracias a ti, Mateo.
Un fuerte abrazo, mucha templanza y serenidad.

doctorvitamorte dijo...

Esta madera puede arder,
pero nunca se extinguirá

El Desbrozador de Fantasía dijo...

Pues como se extingan las rapazas, vamos apañaos....

gaia07 dijo...

Mientras el ser humano no se extinga, lo femenino reinventará continuamente, en silencio.

Gracias.

En archivo