10 mayo 2010

cremosidade



rebotaba o inverno
cal pelota do outro lado do mar
máis non se facía coas túas mans
porque nelas reinaba
o doce marmelo
e o cremoso leite



11 comentarios:

mirada dijo...

Buenas noches a todas y todos,
Os dejo la traducción:

Rebotaba el invierno
cual pelota del otro lado del mar
más no se hacía con tus manos
porque en ellas reinaba
el dulce membrillo
y el leche cremoso


Agradecida.
Unha cesta de bicos a repartir.

ana p. dijo...

ummmmm ñam ñam. Biquiños

El Desbrozador de Fantasía dijo...

En buena compañía, sabe mucho mejor... y da igual que sea invierno o verano...

Bico gordo.

Jauroles dijo...

Rico rico!! jejej

Saludos.

Shandy dijo...

Mmmm, con so dicir marmelo xa se enche a boca, e cun tetilla derrétese a manreiga. Pero sobre todo cando o doce e o queixo se facían coa paciencia daquelas mans que exorcizaban o frío dos invernos.

Bicos doces.

E que che parece se visitamos a Seoane este sábado?

ybris dijo...

Cuánta dulzura.
Yo creo que sí se hacía con sus manos.

Un beso.

Tempero dijo...

Sólo por la intensidad del color oscuro del membrillo ya me pervertiría con un beso. Éso dícen con respecto al membrillo y al queso.

Oye, gracias por promocionar la cremosidad de las fabes. La próxima vez las comemos en 'La hoja' ( http://11870.com/pro/la-hoja ).
Si ti venes.
Milleiros.

doctorvitamorte dijo...

¡Qué pinta más rica tiene ese bocado dulce, cremoso y tierno!

Nieves dijo...

Ummmmmmmmmmmmmmmmmm

mateosantamarta dijo...

Manos dulces parecen? Un abrazo.

gaia07 dijo...

Ya van llegando, entre perfumes soleados, las nostalgias del calorcito de los desayunos y meriendas tras las ventanas donde el intenso frío y la insistente lluvia lucían sus plateados.

Precioso Mirada, como todo lo que haces.
Besos.

En archivo