18 abril 2011

Autenticidad



Miro la ilustración atentamente, me gusta escucharme porque las palabras que brotan son las esenciales para conocerme.
El cerebro envía tantas señales que tengo que mirar una imagen para que el mismo pare y las entrañas hablen.
Confío en las palabras que nacen de una forma espontánea son las más cercanas al pulso auténtico.




6 comentarios:

alexitimic dijo...

¿Sabías que al nacer tenemos millones de conexiones neuronales que se van depurando en nuestros primeros meses para dejar sólamente las realmente útiles?

Un bebé al querer mover su mano, agita el brazo entero porque tiene un montón de conexiones neuronales erróneas. Cada vez que se mueve, depura una. Cuanto más semueve, mejor lo hace.

¿A qué viene esto?

A que ojalá también aprendiéramos a utilizar las palabras justas y necesarias y no viviéramos en una constante verborrea.. Así escucharíamos y nos escucharíamos más y sobre todo las cosas realmente importantes, esas más cercanas de las que hablas, encontrándonos y conciliándonos más con nuestros propios "yoes" :P

Como siempre un gustazo leerla, señorita ;)

mirada dijo...

http://www.icewisdom.com/
Algo así piensan los esquimales:
"Somos inmensos en nuestro interior
como para llegar a conocernos complétamente.
Somos muy complejos, y ahí está nuestra belleza.

Pensamos y sentimos mucho...
pero no hemos aprendido a verbalizarlo.
Todavía somos demasiado cerebrales,
y no tenemos un lenguaje fluido para contar.

El hombre y la mujer del hoy y del mañana,
es el que sabe comunicar su interior.
Y para ello, el primer paso es, conocerse a uno mismo."

Eres genial, muchas gracias por aportar corazón y tanta sensibilidad. Un besazo. (sigo ruborizada, por eso estoy tan comedida, jajajaja)

mateosantamarta dijo...

Un par de lecciones que se agradecen. Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Se me ocurre que es tu particular forma de meditación.

Ogigia dijo...

Estoy de acuerdo y comparto esa confianza

gaia07 dijo...

No hay nada tan difícil como dejarse ser. Ni tan agradable cuando sabes.

Un beso

En archivo