09 junio 2005

Nunca quise ser el último eslabón de la cadena


"Nunca lo quise.
Un eslabón en una cadena. Una cadena atada.
Soñé siempre con ser un círculo. Aro de fuego.
Interior lleno de todas las esencias.”


Así rezaba la nota que se encontraba dentro de aquel cajón. Escrito con tinta china, escrito con trazos firmes, letras anchas y claras.
Se encontraba ante una incógnita, pocas pruebas y menos pistas que le llevasen a averiguar lo que le sucedió a aquella mujer.

¿Quién era? ¿Por qué le atraía tanto? Una mujer encerrada en su propio autismo que encontró en una habitación de la casa que él debería desalojar.
En aquella habitación estaba subida en cuclillas en una silla de madera, cubierta tan sólo por su cabello y una túnica carmesí. Un cabello oscuro y ensortijado que caía a lo largo de su cuerpo. Un animal encogido por sus miedos.
En la casa no había muebles, todas las habitaciones vacías. Tan sólo en el recibidor encontró unas fotografías rotas en el mismo cajón del aparador. En toda la casa, un aparador, una cama y una silla.
Cogió su mano y una corriente circuló por sus venas.

Ella miró a través de sus ojos. Conseguía sin palabras, tan sólo con los susurros que acunaban su inocencia, que ella lo mirase con aprobación, llegaba la confianza a establecerse como un lazo permanente, cuando encontró una segunda nota:

“Bebed de mi sangre, comed de mi corazón. Comed y bebed de mí”

Tenía muy presente que cuando se jugaba con fuego había que saber jugar, debería abrir sus alas, desplegarlas para volar bien alto, allí donde los dioses y las diosas habitan, valentía, honor, respeto y sabiduría.

Esta diosa, regalo de vida, aportaba magia, provocaba su interés, descubriría el secreto que guardaba tras su túnica. Devoción sagrada. Compartir su cuerpo y sangre hechos palabra. Alimento de vida y muerte. Resurrección.

Allí, donde los dioses y las diosas habitan, sus cuerpos se mezclan.

Se mezclan los sabores de las esencias, los olores se convierten en colores que estimulan los placeres. Sin encadenarse, sin esclavizarse crean vida, aros de fuego con interiores llenos de esencia.

____________________________


Este reto partió de Master Dustwalker, que se lo hizo a Fenrirel, de Fenrirel pasó a Raistlin, de Raistlin a Fairywindy, de Fairywindy a Jibril, de Jibril a Xana, de Xana a bruja de Abril, de bruja de Abril a Hormigo, de Hormigo a Juan, de Juan, a Inma, de Inma a Dolo, de Dolo a Manios, de Manios a Milva, de Milva a Chocoadicta, de Chocoadicta a Desparafusado , de Desparafusado a El niño , de El niño a MaM-oNa, de MaM-oNa a Rosi , de Rosi a Marc , de Marc a Marta, de Marta a Dugongo , y Dugongo me pasa el reto a . Es muy entretenida esta iniciativa y espero que nuestra queridísima Marmi se anime a recoger el testigo, y podría comenzar con la frase "Esencias de mujer que ...." ¿Os parece?

Todos los textos están siendo recogidos por Fairywindy en su blog CUENTOS QUE CUENTAN.

22 comentarios:

muralla dijo...

Acepto el reto. Solo pregunto: ¿Ha de ser continuación de tu historia o puede ser algo independiente?
He leído las dos anteriores y creo entender que son independientes, pero no sé. A la noche te llamo...
Besos. Muralla

scape95 dijo...

Muy bueno!

Por cierto, antes de que le botéis (espero que así sea el 19)...

http://www.fragaga.org/

toshiro dijo...

Qué tus eslabones carezcan de cadenas.
Abrazos

El niño dijo...

http://cuentosquecuentan.blogspot.com/

Esta es la direccion donde se va recopilando toda la cadena, si eso ponlo para que los siguientes o tu misma puedas ver como crece la cadena. Yo me estoy quedando loco viendo como va, lo único que puede pararla es el hecho de que cada vez sea mas molesto copiar todos los enlaces anteriores, pero sino sería interminable.

Me ha encantado tu texto, hay mucha calidad en la cadena y tu no has querido ser el último eslabon, espero que tampoco el penúltimo.

Bergeronnette dijo...

Miradita, Miradita, me has dejado impresionada, me ha gustado mucho como has continuado el reto. Aros interiores llenos de esencia, mmm, me encanta!

mad dijo...

Hala, hermana... ya las has enredado... ¡bien, así me gusta!
Moitos beixos...
Voy a ver si me pongo al día, es que no se puede ser vaca...

reuben dijo...

Me gustó, me gustó mucho. Es que no compartimos sólo el lenguaje, todos somos hijos de los mismos dioses, sean cuales sean.
Saludos!

odyseo dijo...

bonita historia

LeeTamargo dijo...

...Tantos cuentos como eslabones y parece no acabar nunca... ¡Interesante!
SALUDOS, MIRADA: LeeTamargo.-

Rosa dijo...

Me parece estupenda la idea, me ha gustado la historia.
Un abrazo Miradita.

Luis Martínez Álvarez dijo...

Excelente, una transmisión de pequeños virus letrados... muy bueno.

Max dijo...

La iniciativa parece interesante, salvo por el hecho de que obliga a escribir por encargo.

Y eso conduce, inevitablemente, a que alguien sea el último eslabón de la cadena.

Saludos

runner45 dijo...

Creo que me perdí algo bueno, bueno al menos lo he encontrado jajaja
bss

zen-cerro dijo...

vaya delirio que os traéis. Alucinante.

saludos

Sergi dijo...

Me llegó el reto tarde, y ahora no tengo presente suficiente ni alforjas para el camino ni bastante camino para los pies descalzos... pero un día de estos prometo sumarme...

Un estrujabrazo.

Egosum dijo...

Los dioses... Mmmm. Muy bueno, Recibí tu mail, gracias. Buen fin de semana.

A.Ocampo dijo...

esto yo no lo conocia ni en pintura....

Poledra dijo...

Genial..hija, eres asombrosa. :-)

Un abrazo enorme

Cecilia dijo...

Una perla como vos Guada, nunca seria el último eslabón de una cadena. Ay de aquellos ciegos/as que no te supieron ver!!!!!!!!! Cobardes!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Besotes enormes!!!!!!!!

IHB dijo...

Eps!
Qué buena inciativa mirada!
Felicidades a los participantes por el resultado!
Abrazos, I.

Dugongo dijo...

Una historia inquietante, cuando menos. Es lo que ocurre cuando no quieres ser el último eslabón, me imagino: decides ataviarte con una túnica y esperas a que un desconocido te dé la mano para pasarle tus súper-poderes de diosa y, así, poder crear otro eslabón...

Muy interesante. Da para mucho.

Besos.

(r) Agua dijo...

¡Qué imaginación! y qué manera de contarlo. Inquietante y lento a la vez.Podrias seguir ese hilo....
Muy bueno mi chica, muy bueno.
Un abrazo sin cadenas

En archivo