08 abril 2006


"No Regrets" KIM KEEVER

"Lo que él quería de ella era su presencia, petición que nunca le había hecho anteriormente. Reflexionando, se dio cuenta de que no se acostumbraba a pensar en Satoko sólo en términos amorosos. Aunque nunca la había considerado exactamente como un enemigo, sin embargo la consideraba como una fina seda que oculta y disfraza una aguja aguda, o como un rico brocado que esconde un puñal dañino. Sobre todo, era la mujer que le amaba sin haberse molestado en consultarle sobre el asunto. Esto es lo que no podía soportar Kiyoaki. No encajaba en su carácter la aceptación gratuita de favores no solicitados. Siempre había cerrado el corazón ante el sol naciente, por temor a que un rayo suelto pudiera penetrarlo."

3 comentarios:

Nicho dijo...

"No encajaba en su carácter la aceptación gratuita de favores no solicitados."
Ay, pero si los bienes principales y más valiosos de la vida son gratis total: suceden. ¿Puede uno intentar pagar un precio por ellos? Eso sí, el ser gratuitos los hace totalmente inseguros, peligrosos.

Mirada dijo...

Estimado Nicho,
los bienes principales y más valiosos de la vida: suceden, y también hay que descubrilos, en ese descubrimiento, en esa vivencia, se ocasiona un coste (no monetario) La cuestión estriba en si además de intentarlo se quiere pagar ese coste, ¿podemos llamarle esta vez el coste de la aceptación...?

ZenyZero dijo...

"Siempre había cerrado el corazón ante el sol naciente, por temor a que un rayo suelto pudiera penetrarlo."

Mi corazon esta abierto ahora,
ahora que es de noche.
Y cada vez amanece mas tarde,
aunque mi corazon se despereza mas
temprano.
Aqui estoy. Helado de miedo.

Un abrazo.

En archivo