07 febrero 2008

Recuerdos: C


a) Imaginar para escribir.
b) Escribir para recordar.
c) Recordar para acercarme al primer sentido.

  • Aire frío en la cara. Manos calientes. Piernas entumecidas. Ruido vibrante de un motor de grande cilindrada entre mis piernas. Ante mis ojos: Bilbao. Sonrisa partiendo del alma. Me encanta viajar en moto.
  • Después de escribir esto, no dejo de pensar en tí. Nos recuerdo abrazados, tu mirada caminando por dentro de mí, acariciándome, templando mi inquietud.
  • Ya estoy en el primer sentido.


16 comentarios:

Joaquim Amândio Santos dijo...

estruturalmente e emocionalmente elegante!

Diego dijo...

Siento contigo...aunque temo las motos las caricias se me dan bien.

Un beso


Diego

marina dijo...

Un viaje desde el frío bilbaino hasta la matriz del cálido recuerdo...

(y con el primero ya es suficiente para creer que todo gesto, por insignificante que pueda perecer, tiene sentido...porque se siente, se vive...)

:-)
Un abrazo, Mirada...!

ybris dijo...

Difícil llegar al primer sentido.
Cuando se consigue se siente uno como en casa.
Aunque sea sólo por un poco de tiempo.

Besos

Jucar dijo...

Me gusta la originalidad con la que has construído el texto.
Yo estuve este verano en Bilbao, y me encantó.

runner48 dijo...

El recuerdo es una forma de nostalgia, amable a veces, cruda otras, siempre nos hace enfrentarnos con nuestra propia humanidad la que es pensamiento y memoria, para nuestro beneficio y daño...bsss

Gondodre dijo...

Miedo:

http://www.youtube.com/watch?v=rYxXyAm6z6s&feature=related

Fernando S. dijo...

siempre sentir...siempre.

un beso

f.

Juansintierra dijo...

Muy buena foto..un beso y muy erótico lo de la moto..

jv dijo...

Viajar en moto es algo muy especial…tanto como leerte, tanto como poder compartir tus recuerdos; tengo guardados más de 100000 km en moto y desearía tener tantas palabras tuyas, tantas miradas como asfalto recorrido.

Un beso desde mi hierro.

Ogigia dijo...

Qué estupenda, de verdad, es extraordinaria

Meiga en Alaska dijo...

Preciosa imagen y un texto muy original :)

A mí las motos nunca me han caido demasiado bien, pero admito que un viaje que me di en moto por parte del camino de Santiago fue estupendo.

Bicos

reuben dijo...

Tal cual, como si se tratara de buscarle un sentido a lo sentido para resguardarlo de la inclemencia.
Te dejo saludos

ana p. dijo...

Recuperado el primer sentido.
Me entran ganas de felicitarte, tan sólo te quedan cuatro y el menos común de los sentidos: el sentido común, ese que se pierde cuando las miradas caminan por dentro de una....
Ese tardamos un ratito más en recuperarlo, pero te aseguro que se recupera... Disfruta de tu sentido, que inunde tu mirada llena de agua.
Un beso

Pedro (Glup). dijo...

Justamente estoy ahí, ahora, en el atrio del Guggenheim, sin esa niebla, luce el sol de viernes. No estoy de visita, estoy trabajando. Pero un presentimiento me ha hecho buscarte. Hay algo demasiado fuerte en esta historia. No quiero recordar abrazos (me turban, me duelen, me llaman, me rompen de deseo). Suspiro, sueño, imagino. ¿tendré que volver a caminar para verte?

antonio dijo...

Espectacular.
Leerte siempre es un placer Mirada.
Ese fotor bien afinado sigue rugiendo en tu interior.

Besos.

En archivo