14 abril 2009

El testamento de Orfeo





Él es sin duda uno de esos hombres que, esclavizado en un tiempo amargo, desean a toda costa inventar una nueva realidad, un lugar donde la vida se torne poesía, donde los hombres estén condenados a ser en todo momento...

5 comentarios:

Mirada dijo...

Disculpen las molestias, no consigo que se visualice el vídeo, muestra la película de Jean Cocteau, Orfeo (1949) les he dejado un enlace debajo del título, como es casi habitual.
Muchas gracias y mis cariños a repartir, disfruten.

gaia07 dijo...

Quizá no esté todo en inventar algo nuevo, tan solo el debate para resolver un problema sea ya una respuesta.

Mi abrazo.

la fuente de sed dijo...

En principio echaba de menos un objeto directo para el verbo ser. Curioso ¿verdad? Condenados a ser libres, condenados a ser bellos, condenados a ser... cualquier cosa.
Pero no. Condenados a ser ya dice algo. O mucho.
Cariños también para ti.

Sangre dijo...

conozco una pelicula llamada Orfeo negro, no se si sera la misma, la frase es muy interesante...un bico churriña

Ogigia dijo...

No puedo verlo...pero en algún momento ya lo vi...Te sigo

En archivo