23 julio 2011

en mi desierto




"Oh tú, Tierra, Oh Tierra desesperadamente húmeda, no eres más que aparente moho. Y tu agua, en vapor o líquida, maniobrada por un astro de fuego lejano, te aporta todo, la alegría o la melancolía, la abundancia o la miseria." Le Corbusier, Précissions sur un état présent de l’architecture et de l’urbanisme

"Y en esta fuente de incertidumbres, gracias al agua, todo se esclarece: la arena, el fango, las aguas tranquilas, las aguas corrientes, las aguas subyacentes." Le Corbusier, Carnet J 38 nº 368



pasos, uno a uno, pasos
en el sentir de mi desierto
en esta tierra yerma
donde los recursos están
sin ser vistos,
sin querer ser escuchados
siento los años transcurrir



4 comentarios:

mirada dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=8WfzjPiUrUg

alexitimic dijo...

Profunda, lenta e aínda con pena por remata-la lectura. Mentres soa a música e relaxo os sentidos agardando o final do que desexo que non remate..

Gracias. Coma sempre :)

ana p. dijo...

Tú eres un jardín, precioso, húmedo, verde lleno de plantas. Uno de esos jardines en los que descansar y hacer lo que más nos gusta.

Javier Herque dijo...

Y, en la edad, de los caminos y en la madurez de los caminantes encontrar las respuestas que sepan dar a cada cual su pan y su pez y el sabor agridulce de tu tierra y de tu mirada.

Beso.

En archivo