14 julio 2011

es mejor no pensar

"Hay que perder el gusto por el apetito de las cosas."
San Juan de la Cruz.



Resulta que si te quedas apegada al gusto, los deseos en la memoria generan ilusiones inalcanzables, porque no hay control sobre la vida.
Es doloroso pero habrá que aceptarlo.

6 comentarios:

alexitimic dijo...

Iba a comentarte tanto, que creo que debería dedicarte una publicación en mi blog :P

Aun así, no dejo de comentarte un algo:
La indiferencia y la ignorancia se han confundido desde los inicios de la humanidad. Pero todos sabemos que no son lo mismo.

^_^

ana p. dijo...

Cuán cierto es lo que dices. La memoria tiene el don de desprenderse de lo feo, lo malo, lo contradictorio. Así genera paraísos de lo que un día fue un infierno. Aplica pan dorado a los días pretéritos, dora la juventud, las risas y los cuerpos.
Qué bueno es el olvido para según que cosas!!!!
Besos Guada

gaia07 dijo...

¿Y qué necesidad hay de controlar la vida?
¿Perder el gusto por los imposibles no significa dejar de soñar?

Es mejor ser como más a gusto te encuentres, porque si es doloroso tanto da generar ilusiones como no intentarlo.

Un beso

mixtu dijo...

não penso
se não penso... existo...

jajaja

abrazo serrano

Anónimo dijo...

mejor imaginar que soñar.Una mirada compasiva

Joshua Naraim dijo...

Cada día estoy más convencido que no hay nada que sea bueno o malo, mejor o peor. Todo tiene su razón de ser, su momento oportuno, su grado justo, su propósito y su necesidad.

Ya lo decía Aristóteles con respecto al enfado: "Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo".

Así que, a veces, mejor pensar, otras no... Lo difícil es saber cuando e incluso como.

Un abrazo

En archivo