09 abril 2012

Las golondrinas


De repente llegaron las golondrinas
a este azul, rozando los barcos de vela,
tú no has llegado, parece que no.




Mi necesidad,
sin música,
sin ruido.



6 comentarios:

gaia07 dijo...

Nos hemos separado tanto de la naturaleza. En ella siempre se sabe a dónde ir, en qué momento estar. En su espera vive exuberante y ruge inexorable cuando cambia. Pero siempre dice.

Un beso

virgi dijo...

Volviste con las golondrinas, los barcos las miraban, complacientes.
Aún así, siempre falta algo.
Un abrazo.
Biquiños también.

Anónimo dijo...

Paquito el huerfanito
fríe un huevo frito
mientras se rasca el pito
pues padece de prurito.
Martillazos en la cabeza
martillazos en la cabeza
martillazos en la cabeza.

Anónimo dijo...

Acaso, en ocasione, con música que auna el espíritu y lo hace universal,compartido.

Daniel Gonzalez Soria dijo...

Tu necesidad,sin sonidos, dentro de la espera.Lo que muchos-todos esperamos,con el ansia de ver llegar,con las golondrinas,el final del espasmo que nos llena de sombras y aniquila el deseo.

ángel dijo...

Una pincelada oriental.
Gracias.

En archivo