04 enero 2013




Aquiétame y sentiré lo que ahora no oigo.

2 comentarios:

Daniel Gonzalez Soria dijo...

Tal vez el mayor anhelo de todo ser humano, en el presente, sea ese aquietarse, como un frenar todo el ruido que producen los sentimiento y estímulos superfluos o innecesarios. Una vez fuera todo ello, podremos oír lo que realmente importa. Aunque no tengo muy claro que otro pueda ayudarnos en esta tarea.

mateosantamarta dijo...

Ell@s, los gatitos, tienen un mundo al que nosotros nos asomamos a veces. Feliz Año. Un abrazo, Guada.

En archivo